En el artículo de hoy os voy a hablar de Como hacer Mapas Mentales. Y no debéis olvidar, tal y como comente en el post anterior, los factores internos y externos del niño/a a la hora de ponerse a estudiar.

Para que todos partamos de la misma base, un mapa mental es una de las herramientas más potentes a la hora de estructurar la información que nos llega, desde una lista de regalos hasta un proyecto infinito y por supuesto un tema de estudio, según la definición de Tony Buzan, un mapa mental es un “método de análisis que permite organizar con facilidad los pensamientos y utilizar al máximo las capacidades mentales.”

Los Mapas Mentales los utilizo en las clases de dificultades de aprendizaje, ya que son infinitas las posibilidades que tiene, además de ayudar a la concentración de los niños/as, se visualizan mejor los temas, sobre todo aquellos que cuestan más de digerir…

A continuación os pongo un ejemplo de mapa mental, en este caso he elegido cómo puedo aprender un idioma, como veis en el dibujo se exponen diferentes opciones, ideas formas…

como hacer un mapa mental

Para crear un mapa mental necesitamos:

  1. Una hoja en blanco
  2. Rotuladores de colores
  3. El cerebro
  4. La Imaginación

¿Cómo hacer un mapa mental?

PASO 1: Empezamos en el centro de la hoja para tener espacio y dar rienda suelta a la creatividad

PASO 2: Dibujamos la imagen, o el texto que indique la idea principal

PASO 3: Cogemos los rotuladores y empezamos a ramificar. Los colores son básicamente para estimular a nuestro cerebro y potenciar la creatividad.

PASO 4: ramificamos las ideas clave del tema principal que hemos señalado en el centro de la hoja

PASO 5: Trazamos líneas curvas en lugar de rectas. Ya que las rectas aburren más al cerebro y las curvas son más atractivas y capturan la atención de los ojos con mayor facilidad.

PASO 6: Utiliza imágenes, ejemplos…. Recuerdas el dicho “una imagen vale más que mil palabras”.

Los mapas mentales tienen multitud de beneficios, entre ellos

– Potencian la creatividad

– Ayudan a concentrarse

– Aclaran ideas

– Aprueban los exámenes con mejores resultados

– Se estudia más rápida y eficientemente

– Ayudan a planificar mejor

– Tenemos una visión más global del tema…

Os recomiendo que empecéis a romper mano con vuestros hijos para coger la práctica, os ayudará a vosotros también! 😉

Espero que os haya gustado esta técnica de estudio, no olvidéis dejar un comentario!

Ver Técnica de Estudio Parte (I) – El Subrayado

Mar López Buades

Psicóloga Infantil